Saltar al contenido

Asegura tu cuenta de Gmail: pasos para conseguirlo

junio 4, 2020
Logo de Gmail con código binario

No son pocos los que utilizan el correo de Gmail como el principal en su día a día y, por ello, en el servicio de Google es posible desde tener información delicada tanto en el ámbito personal como en el profesional. Por ello, una de las cosas que seguro se tiene siempre en mente es conseguir es tener la máxima protección posible ante posibles ataques desde Internet o simplemente por los curiosos que husmean en el ordenador.

Por suerte, es posible aumentar de forma considerable la seguridad que tiene una cuenta de Gmail y, por lo tanto, estar mucho más tranquilo al utilizarla (algo que, recordamos, no cuesta nada debido a que como se puede comprobar en este enlace, con disponer de una cuenta de Google se dispone de uso sin tener que pagar ni un céntimo). Y, además, esto es posible conseguirlo de forma bastante sencilla y en poco tiempo… por lo que, sinceramente, si no aumentas la protección de tu cuenta de corro es simplemente debido a que no quieres.

Google Classroom: Qué es y quién debe usarlo

Cómo proteger la cuenta de Gmail en sencillos pasos

Lo cierto es que para lograr esto, no se tiene que recurrir a complicadas opciones y, ni mucho menos, a desarrollos de terceros que pueden ser incluso perjudiciales. Esto se consigue debido a que la propia Google incluye opciones que son adecuadas para estar seguro que nadie puede entrar en tu correo personal sin tu cometimiento.

Logotipo de Gmail con fondo rojo

A continuación, dejamos pasos que son muy sencillos de completar y que, sin duda alguna, aumenta la protección de tu cuenta de Gmail de forma considerable.

La contraseña, utiliza una que sea segura

La verdad es que no son muchos los que se toman un tiempo para crear una contraseña que permita ser recordada y que, además, tenga una alta seguridad ya que es difícil de descifrar. Evidentemente hay que huir de todo lo que está relacionado con el nombre, ya que esto es tan obvio que no merece la pena ni pensarlo.

Opciones de seguridad en Gmail

Lo ideal es pensar en una que contenga lo siguiente: mayúsculas; letras; números; y, también., símbolos. Además, es una más que buena idea que la longitud de esta sea de al menos diez caracteres. Una vez que la tienes, dentro de Gmail lo que tienes que hacer es vista la página de seguridad en este enlace y busca Contraseña (dentro de Inicio de contraseña). Una vez que estás en este lugar, debes introducir la actual y poner la nueva.

Verificación en dos pasos, tu mejor aliado

Esta es una función que existe en Gmail y que, posiblemente, no conozcas. Lo que se añade es un segundo elemento de protección que necesita ser confirmado desde un dispositivo de confianza, como puede ser el smartphone, y por lo tanto se evita el acceso directo. Esto, generalmente, saca de sus casillas a los hackers.

Verificación en dos pasos en Gmail

El caso es que se tiene que acceder para esto a la cuenta de Google que se utiliza y que es la que da acceso al correo, y busca ahora la opción denominada Verificación en dos pasos y, entonces, lo que tienes es que completar el tutorial que aparece en la pantalla y que permite dar uso a esta función (recomendamos el uso de Código de acceso). Evidentemente, si encuentras molesto su uso, puedes quitarlo siguiendo de nuevo lo indicado.

Revisa la actividad en Gmail para estar siempre tranquilo

De forma periódica debes conocer qué es lo que ocurre en tu cuenta y si has tenido algún tipo de peligro en ella. Así, puedes saber de forma detallada si está en riesgo -y si tienes que tomar medidas como cambiar de nuevo la cuenta de Gmail-. Accede a tu correo de forma habitual y, entonces, ve a la parte inferior.

En la zona derecha verás un apartado que se denomina Última actividad de tu cuenta, y, debajo, un enlace llamado Detalles. Dale uso y aparece una ventana en la que puedes ver todo lo que ha pasado últimamente en tu cuenta de Gmail y, de esta forma, sabrás si alguien ha accedido a ella que no estaba autorizado o si hay ataques de hackers. Muy útil esto.

Saca más partido a Gmail: programa el envío de correos