fbpx

Stadia: un concepto que atrae pero todavía genera dudas.

0
Share

Este 19 de marzo en la Games Developers Conference 2019 Google dio a conocer su nuevo proyecto: Stadia.

Google Stadia es un servicio de transmisión de videojuegos que, según la compañía, revolucionará la industria del entretenimiento cuando llegue al mercado a finales de 2019.

En el evento, la empresa ha revelado que en esta nueva plataforma que distribuirá mediante streaming juegos de mayor calidad que los de consola (en los que debíamos comprar un disco o descargar), funcionará en cualquier tipo de pantalla y sin necesidad de comprar consolas o hardware especializado, tal como lo presentó Phil Harrison (Vicepresidente y Director General de Google).

Junto con la plataforma, Google lanzó un control que se parece mucho a los que existen actualmente para las consolas, pero que en la versión de Stadia incluye un botón para capturar y compartir el juego directamente a Youtube.

Si bien no se aclaró nada en lo referido a los precios, sí se confirmó que estará disponible a fines del 2019 en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Europa.

El video de presentación que les compartimos aquí arriba no nos brinda claridad sobre nada de lo que se propone la plataforma y ese tenor tienen los comentarios de los usuarios de YouTube que lo vieron.

Una nueva forma de pensar en los juegos

Google viene experimentando con juegos vía streaming desde el 2018 con Project Stream, cuando incluyeron a dicha plataforma el juego Assassin’s Creed: Oddyssey de Ubisoft para ser probado por jugadores a través del navegador Chrome.

“Hemos confirmado que podemos llevar un juego de triple A a cualquier dispositivo con un navegador Chrome y una conexion a internet”, dijo el CEO de Google Sundar Pichai. Esto es posible gracias a que los juegos corren sobre el hardware de Google en sus poderosos centros de procesamiento, y los jugadores podrán acceder desde cualquier dispositivo que cuente con un navegador web y conexión a internet.

La empresa ha prometido que el servicio ofrecerá juegos a una resolución de 4k y 60 fps (cuadros por segundo) y en un futuro 8k y 120 fps.

Para poner este anuncio en contexto, las consolas más avanzadas que disponemos en la actualidad (Xbox One X y PlayStation 4 Pro), pueden soportar 4K y 60 fps en forma simultánea pero solamente en un numero limitado de juegos.

El punto de acceder a juegos en streaming, en teoría, es liberar a los juegos y a los jugadores de las consolas y de las computadoras: al habilitar a jugar en cualquier pantalla sin tener que gastar en un dispositivo específico para conectar en la televisión, el consenso general es que esto habilitará el acceso a los juegos a millones de personas que hoy no pueden acceder. Eliminar esta barrera es interesante tanto para los usuarios como para los desarrolladores de los juegos que ya no tendrán que depender de un tipo de hardware específico.

De todas maneras, parece ser que el plan de Google es incrementar su éxito de la mano de YouTube, que es ya muy popular entre los jugadores que muestran sus habilidades y comparten sus experiencias por la enorme red social de videos. Esto se lograría con la inclusión del botón que Google llama State Share, una característica que permite a los jugadores compartir al instante un momento exacto del juego con otros. También la posibilidad de hacer video streaming en directo a Youtube, ya que entienden que la cultura de compartir videos de realplaying es algo totalmente positivo para los estudios de desarrollo.

“Cientos de millones de personas miran contenido de juegos en YouTube cada día. Nuestra visión es juntar a esos mundos”, dijo Phil Harrison, líder del sector juegos de Google.

Durante el show, Harrison demostró cómo alguien viendo un video en YouTube podía presionar un botón de “Jugar en Stadia” y empezar a jugar en cuestión de segundos, brindando así una experiencia bidireccional desde el juego hacia YouTube y desde Youtube hacia el juego.

Este lanzamiento fue recibido con mucho entusiasmo por parte de los jugadores, ya que había pasado tiempo desde la entrada de una nueva plataforma que pudiera competir con las empresas establecidas como Microsoft, Nintendo y Sony.

El problema de la conectividad

La pregunta que todos se hacen acto seguido  es si la mayor parte de las personas del mundo tienen acceso a una conexión a internet suficiente como para lograr que Stadia funcione. ¿Qué tipo de conexión será requerida para lograr un streaming de 4k? En la actualidad estiman que requeriría de 40-50Mbps y más de la mitad de los Estados Unidos no cuenta con una conectividad de esta velocidad.

En las plataformas de streaming existentes los jugadores se han quejado de problemas con retrasos entre las acciones del jugador y la respuesta del juego a dicho movimiento (Lag). En juegos donde las fracciones de segundo cuentan como posibilidad de ganar o perder, los problemas de latencia pueden enfurecer a cualquier jugador.

En un intento de evitar esto, Google afirma que el control de Stadia se conectará directamente a internet, comunicándose con los servidores de Google de forma independiente de la conexión del dispositivo de visualización, eliminando de esta forma la latencia.

Control de Stadia

Desde el punto de vista de los desarrolladores

El lanzamiento de Stadia, quizás no sea una gran revelación para la industria ya que los servicios de streaming de juegos tampoco son algo nuevo. OnLive lanzó un sistema de suscripciones en la nube en 2010, aunque cerró sus puertas para el 2015. Esa es solo una de las 10 empresas que han intentado y fallaron. Los sobrevivientes son GeForce NOW de Nvidia, Shadow and Loudplay, y el propio Playstation Now de Sony.

No obstante estos antecedentes, Google cree que está planteando algo nuevo en el mercado basado en la escala de su infraestructura y la tecnología que ofrece del otro lado del cable.

También es cierto que hay menos nerviosismo en torno a la idea de los servicios por suscripción, ya que Game Pass de Microsoft ya se encargó de pavimentar el camino con anterioridad ofreciendo juegos por un monto mensual. La experiencia ha confirmado que lejos de perjudicar el negocio, lo ha multiplicado ya que permitió que más personas pudieran acceder a probar juegos que de otra forma no hubieran probado.

Es un poco extraño que no se haya mostrado ningún tipo de modelo de precios en el anuncio. No se aclaró ni siquiera la modalidad: ¿suscripción mensual, anual, por juego, por tiempo de conexión?

Un nuevo sentido sobre la propiedad

Esto también nos lleva a la pregunta en torno a la propiedad. Aunque quizás, así como sucedió con la industria de la música y de la televisión al ingresar Spotify y Netflix, la idea de propiedad se está volviendo menos importante para los usuarios finales. Pero para los desarrolladores no es un tema menor y durante el evento no hubo ningún tipo de presición sobre cómo será el modelo de negocio para los creadores de los juegos y el principal miedo: vender los derechos a una plataforma y “perderlo” allí

No se aclaró cuánto costará migrar un juego. No se aclaró si los juegos se venderán en una tienda de Google o una propia. Si existirán los micropagos, las extensiones. Cuántos clientes potenciales estiman. Cuánto o cómo pagaran los clientes por juego o por acceder a la plataforma y otros “detalles” que hacen dudar a los desarrolladores.

Por otro lado se abre la puerta a un aspecto interesante: los desarrolladores como figuras culturales y atractivas al gran público. De forma similar a la que sucede con las películas y series, la popularidad de los juegos podrá estar dada por sus creadores y la recepción que tengan en una plataforma de alta distribución como plantea ser Stadia.

¿Otro futuro proyecto fallido de Google?

Un hecho relevante acerca de Google es que la empresa tiene un hábito por perder interés por sus projectos menos exitosos. Todos hemos recibidos mails alertándonos de hacer backups de cualquier información que tengamos en Google Plus antes que lo cierren definitivamente el mes que viene. El mensajero Allo fue cancelado la semana pasada. Y cualquiera que haya migrado desde Gmail a Inbox ha sido obligado a retornar porque es otro proyecto que será cancelado la semana que viene. ¿Alguien recuerda a Google Wave? Todos proyectos “revolucionarios” que fueron abandonados.

Por eso es importante la pregunta de si los desarrolladores confiarán a Google sus juegos, comparándose con otras empresas ya establecidas en el rubro como Nintendo, Microsoft y Sony.

Esperando claridad

Es verdad que la promesa de Google es muy llamativa y emocionante: Si de verdad logran que la experiencia de usuario sea un click y todo listo para jugar en alta resolución en cualquier dispositivo es un gran cambio de paradigma, sobre todo teniendo en cuenta la integración con la red social YouTube.

Pero a este momento, son más las preguntas sin responder que las certezas y muchas las posibilidades de variantes tanto desde lo técnico como desde el modelo de negocios.

Tendremos que esperar al lanzamiento oficial a fines de este año para tener completa claridad de estos y otros muchos aspectos.

 

Related Posts

Contacto

contacto@uxxermag.com

© 2019 Uxxermag. Todos los derechos reservados.