Mejora los juegos en Windows 10: cambia la frecuencia de la pantalla

0
Share

No son pocos los que utilizar ordenadores con el sistema operativo Windows 10 para jugar, algo en lo que mucho tiene que ver la existencia de plataformas como Steam. El caso, es que siempre se está buscando mejorar las opciones de configuración para tener la mejor experiencia posible y, una de ellas, es la de ajustar la frecuencia de la pantalla que se utiliza.

Al hacer esto se varía de una forma bastante precisa la calidad de imagen que se ofrece de los juegos en el equipo en el que se ejecutan, ya sea un modelo de sobremesa o portátil. Por lo tanto, y dando por hecho que se dispone del hardware adecuado para dar uso al desarrollo a disfrutar, este es un elemento que no es muy conocido pero que sí ofrece una efectividad bastante grande. Por lo tanto, conocer cómo conseguir esto es de lo más recomendable.

Los mejores juegos gratis para descargar en PC

Qué ocurre al variar la frecuencia de una pantalla en Windows 10

Pues algo tan sencillo como que, al aumentarla, la cantidad de fotogramas por segundo que se muestran en la pantalla hacen lo propio, por lo que la sensación realismo y mayor consistencia en lo que se ve es mucho mejor. En definitiva, la fluidez que se logra es superior, por lo que se disfruta mucho más de los colores y detalles que se ven y, esto, es realmente positivo.

Imagen del juego Free Fire

En juegos como por ejemplo los que son de acción en primera persona, esto es importante ya que la información que se ve es mucho más precisa, por lo que no te pierdes nada y se consiguen incluso mejores resultados en las partidas. Por lo tanto, seguro que con lo que hemos indicado aumenta la frecuencia de la pantalla en equipos con Windows 10 es algo que deseas conocer cómo se hace paso a paso.

Lo que tienes que hacer para cambiar la frecuencia en el ordenador

Para acceder a las opciones de configuración del sistema operativo, lo que tienes que hacer es pulsar en el icono de Menú de Inicio que hay en la parte inferior izquierda de la pantalla del escritorio de Windows 10 y, en el menú que aparece, elegir el icono que tiene forma de engranaje circular. Hecho eso, se ve la ventana en la que existen diferentes opciones.

Opciones de Pantalla en Sistema de Windows 10

La que tienes que elegir es la denominada Sistema, que es la primera que hay en la zona izquierda y que tiene forma de ordenador portátil. Entre las opciones que hay en la zona izquierda está una denominada Pantalla, que es la que debes elegir para conseguir cambiar la frecuencia. Ahora tienes que buscar en la parte derecha un enlace que se llama Configuración de pantalla avanzada y darle uso de forma habitual.

Siguientes pasos en Windows 10

En la ventana que tienes abierta aparece nueva información del adaptador gráfico que utilizas, y, entre las posibilidades que existen, pulsa en Mostrar propiedades de adaptador de pantalla. Esto hace que se vean nuevas opciones de selección, donde tienes que elegir la pestaña denominada Monitor. Verá entonces un desplegable en el que es posible establecer la frecuencia que mejor se adapta a tus necesidades -que puede ser superior o inferior… todo depende de las opciones que permite tu tarjeta gráfica-.

Opciones monitor en Windows 10

Lo que te queda es pulsar el botón Aplicar y luego en OK (esto puede no ser necesario). Habrá finalizado y tendrás perfectamente configurada la frecuencia de refresco de la pantalla que utilizas en un ordenador con Windows 10. Sencillo y efectivo.

Cómo restaurar Windows 10 de fábrica paso a paso

Related Posts

Contacto

contacto@uxxermag.com

© 2019 Uxxermag. Todos los derechos reservados.