Saltar al contenido

Samsung planea el próximo Galaxy Fold, que llegará con una nueva pantalla

octubre 16, 2019

El smartphone Samsung Galaxy Fold ha sido un punto de inflexión importante para el fabricante asiático, ya que abre la lata respecto a la llegada de futuros modelos con pantalla flexible. Pero no es menos cierto que la compañía ha tenido problemas graves con este componente que le ha llevado a tener retrasos en su lanzamiento al mercado e, incluso, paradas en los envíos por fallos importantes en su funcionamiento. Pues bien, parece que todos esto la compañía coreana desea que no vuelva a ocurrir.

Sea como fuere, el logro tecnológico que ha supuesto este terminal es grande y, junto a Huawei, han dejado un paso por detrás a compañías como Apple o LG (ambas con músculo financiero suficiente para poder embarcarse en este tipo de proyectos). Pero está claro que tienen que producirse cambios importantes para que los fallos no vuelvan a ocurrir y que el prestigio del fabricante coreano quede en entredicho. Y ya se han comenzado a tomar cartas en el asunto.

El plegable Samsung Galaxy Fold vuelve al mercado, características y novedades

Primeras medidas para la pantalla del futuro Samsung Galaxy Fold

Según se ha conocido, la firma ha decidido cambiar el material que cubre el panel que se utiliza, ya que la solución de poliamida transparente no ha dado los resultados deseados y se la señala como la gran culpable de los problemas de roturas de las pantallas que se detectaron en las primeras unidades que se vendieron de los teléfonos. Por lo tanto, la compañía cambia esto y se decanta por Vidrio Ultrafino Flexible o UTG -algo más caro, pero mucho más atractivo-. Y, tanto es así, que ya ha realizado los correspondientes pedidos a los suministradores que en este caso no es otro que OWOO INSYS.

Teléfono Galaxy Fold abierto

Esto, evidentemente, quiere decir que la firma no cerrará el proyecto, ni mucho menos. Y, por ello, la fabricación de todo lo que tiene que ver con la pantalla del futuro Galaxy Fold ya ha comenzado en las fábricas de Samsung Display… y es que esto es lo primero a crear junto a la carcasa y el PCB, ya que hablamos del esqueleto necesario para que el resto de los componentes tengan cabida y puedan ser ensamblados en el terminal.

Samsung tiene que buscar más soluciones para su futuro teléfono

Evidentemente este es un buen paso ya que, además, el suministrador es uno de los más importantes del mercado en lo que tiene que ver con la producción de vidrio flexible. No hay una respuesta clara respecto a si UTG es mucho más duro que la poliamida, ya que algunos opinan que esta última es más resistente en lo que tiene que ver con el uso continuado… pero otros hablan de un desgaste menor en el vidrio. Por lo tanto, y para no caer en el mismo problema que en la generación actual, lo lógico es que la firma coreana realice más cambios en el futuro modelo.

Bisagra del teléfono Samsung Galaxy Fold

Así, por ejemplo, la bisagra utilizada, con forma de mariposa, tiene que evolucionar apr conseguir amortiguar mejor las aperturas del dispositivo, lo que permitirá un menor sufrimiento de la pantalla al torsionar y, por lo tanto, se reduce el riesgo de rotura. También seria positivo que se incluya una capa adicional por debajo del cristal que diera una consistencia adicional (parecido a lo que se utiliza en los Galaxy Note, pero sin ofrece respuesta para el S Pen). EL caso, es que la firma tiene que buscar soluciones para el futuro Samsung Galaxy Fold, un modelo que es un gran logro evolutivo pero que ahora mismo parece tener la “mandíbula de cristal” si hablamos utilizando argot del mundo del boxeo.