Saltar al contenido

¡No pierdas el ratón en Windows 10! Pasos para conseguirlo

mayo 5, 2020

Seguro que alguna vez hemos visto el típico efecto de cola del ratón al mover el cursor sobre la pantalla. Sobre todo el pantallas LCD antiguas que tenían tiempos de respuesta muy bajos. Aunque hoy en día esta función no es necesaria gracias a la tecnología de las pantallas actuales, la cola, o rastro del ratón, además de dar un toque nostálgico a nuestro PC, también nos puede servir para ayudarnos a tenerlo siempre a la vista y seguirlo por la pantalla más cómodamente. Y aún puede activarse en Windows 10, el sisteme operativo de Microsoft.

Windows 10 cuenta con una gran cantidad de opciones de personalización que nos permite cambiar el aspecto de los elementos de nuestro ordenador según nuestros gustos. Además de los temas y las paletas de color, también nos permite personalizar el aspecto de nuestro ratón, uno de los accesorios vitales para optimizar la productividad con los ordenadores de sobremesa y portátiles. Y activar funciones de lo más interesantes, como, por ejemplo, el rastro del puntero que aparece en el monitor o pantalla que se utiliza.

Los mejores ratones gaming para zurdos

Activar el rastro del ratón en Windows 10

Una de las formas que tenemos para llevar a cabo esta sencilla configuración en nuestro PC es desde las opciones de configuración de Windows. Para ello, entraremos en el menú de Configuración > Dispositivos > Mouse, y allí debemos seleccionar el apartado de Opciones de mouse adicionales. Ya has comenzado con el  proceso para tener siempre visible el lugar en el que está el puntero del ratón.

Opciones de configuración en Windows 10

 

Se nos abrirá una ventana con las opciones generales de nuestro ratón. En esta ventana debemos seleccionar la pestaña Opciones de puntero, y marcar la casilla de Mostrar rastro del puntero. Podemos ajustar la longitud de la cola del ratón según queramos que tenga más o menos y listo. Pulsamos sobre el botón aplicar, aceptamos los cambios y listo. Nuestro ratón empezará a tener cola cuando lo movamos por la pantalla, siendo más fácil localizarlo allá donde lo llevemos independientemente del fondo que se tenga instalado en el equipo.

ratro del puntero en Windows 10

 

En caso de no querer seguir usando esta función, lo que debemos hacer es volver al apartado anterior y desmarcar la casilla del rastro del puntero de forma similar a lo que has hecho ates (pro a la inversa). Así volverá a sus valores por defecto y el accesorio volverá a funcionar de forma habitual.

Pulsa Control para ver dónde está el ratón

Además de activar la cola del ratón, hay otra opción muy útil que también nos ayuda a tener siempre a la vista el cursor del ratón. En la ventana de configuración anterior, la última opción que aparece se llama Mostrar la ubicación del puntero al presionar la tecla CTRL. Si la activamos, cada vez que no sepamos dónde está el ratón, podremos verlo fácilmente pulsando esta tecla en nuestro teclado.

Así es el centro de accesibilidad de Windows 10

Editar el registro para activar la cola del ratón

Otra forma de activar esta función del ratón de Windows es hacerlo directamente desde el registro del sistema operativo. Abriremos regedit desde Cortana (o desde el menú de Windows + R) y en la barra de búsqueda de la parte superior introduciremos la siguiente ruta:

HKEY_CURRENT_USER\Control Panel\Mouse

Debemos buscar el valor MouseTrails. Si no existe, lo crearemos como un nuevo valor de cadena y le daremos ese nombre. En cuanto al valor, podemos asignarle el valor «0» para desactivar la cola, 2 para tener una cola corta o 7 para tener una cola larga. Lo mismo que podemos configurar desde la ventana de ajustes que hemos visto en el paso anterior.

Activar cola de ratón en Windows desde registro

Puede que los cambios se apliquen al momento, pero se recomienda igualmente reiniciar el ordenador para que surtan bien efecto. Cuando ya no queramos seguir usando el rastro del puntero, simplemente le damos al valor MouseTrails el valor “0” de nuevo y listo. De esta forma, habrás completado el proceso del que hablamos y comprobarás que los cambios son efectivos y que no tienen riesgo alguno en lo que tiene que ver con el funcionamiento de Windows 10. Una opción bastante útil para optimizar el trabajo.