Saltar al contenido

Nuevos datos de Fuchsia OS, el sistema operativo de Google para ordenadores

febrero 16, 2021

Los tentáculos de Google no tienen fin… o casi. Pero bien es cierto que en algunos segmentos del mercado su posición no es precisamente la mejor posible para la empresa de la que hablamos. Un ejemplo  es la mensajería, donde no tiene respuesta a WhatsApp o Telegram. Tampoco le va mocho mejor en los sistemas operativo para ordenador, donde Chrome  OS no es tan popular como Windows o macOS. Pues han, con Fuchsia OS se intenta cambiar esta situación.

Lo cierto es que desde ya hace tiempo se sabe que la compañía norteamericana está desarrollando este software, y poco a poco se ven desgranando algunos detalles como por ejemplo que será de código abierto, como ocurre con Android (lógico repetir la fórmula que tanto éxito le ha dado). Por lo tanto, bajar el trabajo de Google es completamente posible y, entre otras cosas, hay algo que es claro: no se desea ser una pieza en el tablero de poca importancia… nada de ser peón, a menos se desea convertirse en alfil.

Apple y Google se unen para desarrollar una tecnología de rastreo de contactos frente al COVID-19

Par ello, una de las cosas que está haciendo Google con Fuchsia OS es que ha generado su propio núcleo, llamado Zircon (que, en principio, será totalmente diferente a lo que se conoce hasta la fecha en su trabajo y requisitos de uso, que no de hardware). Esto es positivo, ya que seguro que existen grandes sorpresas por este motivo… pero, posiblemente, más de uno se pregunta qué ocurrirá con las aplicaciones, ¿verdad?

Plataformas en las que estará Fuchsia OS

Los nuevos datos de Fuchsia OS

Y son bastante positivos, ya que la falta de software que permita sacar partido a los ordenadores es uno de los grandes problemas que han llevado al fracaso a otros desarrollos como por ejemplos Windows Mobile. De esta forma, hay dos cosas que son las que pueden hacer que Fuchsia OS sea una verdadera opción para los usuarios. La primera es que debido al uso de arcvm (un proyecto interno), todas las aplicaciones Android se podrán utilizar de forma nativa y sin las limitaciones de Chrome OS que tiene quedar uso a una máquina virtual para ello. Y, esto, quiere decir que incluso se tendrán disponibles juegos, palabras mayores.

Pero se quiere llegar mucho más allá, y para ello el objetivo es poder dar uso a todo lo que tiene que ver con Linux. Y, esto, habla muy bien tanto de estabilidad que se busca como las opciones que existirán. Para ello se está creando una plataforma intermedia llamada Starnix que permitiría que los núcleos (kernel) de Linux y Fuchsia OS puedan trabajar de forma paralela sin tener problemas y sin bajada de rendimiento. Y, rizando el rizo, esto permitiría el uso de software Windows, ya que para esto existe Wine… muy buena pinta todo esto.

Una idea que cada vez tiene más sentido

El motivo es que Google desea tener presencia en el mercado de los ordenadores, ya sea de sobremesa o portátiles, y siempre a modo de sistema operativo. La razón es sencilla: crecer más en los dispositivos móviles es complicado, ya que Android controla con puño de hierro este segmento del mercado. Por lo tanto, hay que explorar otras zonas y, para ello, trabaja en Fuchsia OS que no es rival para el software antes mencionado. Que, eso sí, por el momento no está en una fase de prueba real, por lo que hay que tener paciencia.

Uso de código de Fuchsia OS

Si todo lo que hemos comentado se cumple, y la llegada de este sistema operativo se acompaña de una gran cantidad de aplicaciones disponibles, y estas son reconocibles, ya que se utilizan en Android, lo cierto es que tanto Windows como macOS pueden tener un rival de lo más duro… Y, además, todo sería gratuito, ya que esta es la forma de trabajar de Google y, con Fuchsia OS, no será diferente.

¿Interesado en Chrome OS? Pruébalo en Windows 10

¿Será Fuchsia OS una buena opción frente a Windows y macOS?